sábado, 8 de julio de 2017

Cambio global I: El concepto de cambio climático

Ya llevo bastante tiempo sin escribir y esta ola de calor tan genial que hemos tenido  me ha hecho pensar que es el momento idóneo para contaros un poco sobre cambio global (no calentamiento global, pronto sabréis la diferencia). Quería contaros un poco sobre cuáles son los factores, cuáles son las consecuencias que están teniendo y las perspectivas de futuro. Y lo haremos en una serie de entradas sobre conceptos y después en una entrada global.

1. Cambio climático (calentamiento global)

Consiste en una serie de cambios en el clima a nivel global debidos fundamentalmente a cambios en la composición atmosférica de origen humano, es decir, debido a la emisión de gases de efecto invernadero que se acumulan en la atmósfera (Karl et al., 2003). 

En primer lugar debemos explicar que es este efecto invernadero (Fig. 1). De manera natural la atmósfera y la superficie terrestre absorben energía solar, y posteriormente la atmósfera libera energía al espacio, de modo que se da un equilibrio. Sin embargo el aire atmosférico está más frío que la superficie terrestre, de modo que la atmósfera va a tender a absorberse ese calor, a esto le denominamos efecto invernadero (Raval & Ramanathan, 1989). Esta tendencia natural a que la atmósfera absorba calor hace posible la vida en la Tierra, pero el problema radica en que la emisión de gases de efecto invernadero, que tienden a absorber esta energía, está incrementando la temperatura en exceso, suponiendo un peligro para los seres vivos (Coward & Hurka, 2006). 

Figura 1. Esquema del balance anual de energía en la Tierra (Kiehl & Trenberth, 1997).

Al aumentar la temperatura aumenta la evaporación de agua, lo que desde hace años se sabe que tiene a su vez efectos sobre los balances hídricos y térmicos, y por tanto sobre la agricultura (Adams et al., 1998), así como sobre la composición de los bosques, e incluso puede provocar una disminución de la cubierta forestal (Loehle & LeBlanc, 1996).

domingo, 12 de marzo de 2017

¿Qué son los antibióticos y por qué muchas veces se usan mal? Parte II

El objetivo de esta entrada como ya os comenté es informar sobre diferentes problemas relacionados con los antibióticos. Estos pueden ser clasificados en tres grupos fundamentalmente (Ventola, 2015):

1. Uso excesivo y prescripción incorrecta. Se ha demostrado la relación entre el consumo excesivo de antibióticos y la aparición de cepas de bacterias que son resistentes a estos. Evidentemente parte del problema se debe a la prescripción excesiva o incorrecta. Durante años se han recetado antibióticos de forma excesiva, sobre todo en niños para tratar enfermedades respiratorias (Wang et al., 1999), aunque se ha visto que el problema también ocurre en adultos (Dekker et al., 2015). Los estudios han demostrado que entre un 30% y un 50% de los casos son tratados con un antibiótico o una duración del tratamiento inadecuadas (Ventola, 2015).

Los genes de resistencia a los antibióticos pueden aparecer por mutaciones o ser heredados entre distintas generaciones, aunque también puede ocurrir a través de plásmidos por medio de lo que llamamos transferencia horizontal (Ventola, 2015). Ocurre lo que en biología evolutiva denominamos
"carrera de armamentos", que puede definirse como una adaptación en un linaje, normalmente un depredador, que le permite ser más eficaz capturando a sus presas. Esto da lugar a una adaptación por parte de la presa que le permite ser más eficaz escapando del depredador (Dawkins & Krebbs, 1979). En este caso tendríamos una carrera entre el desarrollo de nuevos antibióticos y la aparición de nuevas cepas resistentes.

Además aparte de la aparición de estas cepas resistentes existen otros problemas ligados al uso excesivo a los que no se presta tanta atención, ya que se ha descubierto que los antibióticos de uso general no solo atacan a las bacterias que nos han provocado una infección sino que también afectan a nuestra flora microbiana, que puede no llegar a recuperarse (Blaser, 2011).

2. Uso de antibióticos en agricultura intensiva. Determinados antibióticos son usados de manera generalizada en la agricultura intensiva para conseguir un crecimiento más rápido de los animales. El problema con esto (dejando la ética aparte) es que está causando la aparición de nuevas cepas resistentes a múltiples antibióticos (Novick, 1981).  y que existen evidencias de que los genes de resistencia se transmiten a traves de la cadena alimenticia desde las poblaciones animales a las poblaciones humanas (Ballard et al., 2015).

3. Disponibilidad de pocos antibióticos nuevos. El problema no es solo que se desarrolle resistencia, sino que no se están creando nuevos antibióticos a un ritmo lo suficientemente rápido como para combatir a estas cepas resistentes a los antibióticos que ya conocemos (Shallcross & Davies, 2014). Sin embargo se están desarrollando diferentes medidas alternativas (Reardon, 2015):

-Uso de bacterias predadoras de las que causan infecciones.
-Uso de péptidos antimicrobianos.
-Uso de bacteriófagos (como ya comentamos en la entrada anterior; Golkar, 2014).
-Uso de metales. Se conoce que algunos metales tienen efecto antimicrobiano y se está barajando la idea de utilizar nanopartículas metálicas. En cualquier caso habría que estudiarlo muy bien antes de aplicarlo ya que los metales podrían acumularse en el organismo y tener efectos nocivos (Reardon, 2015).

Espero que os hayan gustado estas entradas sobre los antibióticos y que os hayan aclarado algunas dudas. ¿Volveríais a pedirle al médico que os recete un antibiótico para un resfriado después de estar más informados?

martes, 21 de febrero de 2017

¿Qué son los antibióticos y por qué muchas veces se usan mal? Parte I

Después de haber pasado varios resfriados y una gripe este invierno, y de que varias personas me dijeran que el médico debería haberme mandado antibiótico, he llegado a la conclusión de que hay una gran desinformación general sobre este tema.

En primer lugar, es importante decir que tanto el resfriado como la gripe son enfermedades causadas por virus, la primera por el género Rhinovirus (Rossmann et al., 1985) y la segunda por virus de la familia Orthomyxoviridae (Iashkulov et al., 2008). Los virus no son considerados seres vivos ya que no están formados por células, unidad básica de la vida (Lwoff, 1957) y además no cumplen las funciones vitales de los seres vivos, siendo éstas la nutrición, relación o interacción con otros seres vivos y reproducción. Los virus únicamente cumplen la tercera de ellas, ya que durante su existencia generan copias de si mismos. Una vez sabemos lo que es un virus y al pensar en el término antibiótico ya tiene que haber algo que nos cuadre con respecto a su uso para tratar infecciones por virus, el propio término no indica que están pensados para acabar con infecciones provocadas por seres vivos.

Pero evidentemente esto no es suficiente, y para que me creáis os tengo que dar datos sobre como funcionan los antibióticos realmente. No todos son iguales, existen una gran cantidad de tipos de antibióticos, pero todos ellos atacan distintas partes de las bacterias (Fig.1). Se pueden clasificar en diferentes grupos según su mecanismo de acción (Vázquez, 1970):

Figura 1. Partes de una bacteria. Aquí es necesario especificar que no todas las bacterias tienen ADN sino que algunas tienen ARN en su lugar.

1. Los que impiden los procesos de respiración y/o fosforilación oxidativa. Estos no se pueden usar de forma clínica porque son tóxicos para todos los seres vivos.

2. Los que impiden la síntesis de péptidos que aparecen en la pared celular. Estos compuestos de la pared se dan solamente en bacterias y en algunas algas verdes, de modo que se usan a menudo por su baja toxicidad en organismos superiores. Entre estos se encuentra la amoxicilina, uno de los más recetados y de amplio espectro. 

3. Los que actúan sobre la membrana celular. Estos pueden ser tóxicos para un amplio rango de organismos y solo se usan algunos contra infecciones de bacterias Gram negativas (bacterias con un determinado tipo de pared celular) y en algunos casos como antifúngicos.

4. Los que impiden la síntesis de ácidos nucleicos (siendo éstos el ADN y el ARN). Al actuar sobre un proceso tan importante como la síntesis de ADN estos se han utilizado también como antitumorales.

5. Los que impiden la síntesis de proteínas. Éstos normalmente actúan sobre los ribosomas y se usan bastante.

6. Bacteriófagos. Estos son una nueva alternativa a los antibióticos que ha surgido debido a la resistencia a la mayoría de ellos, pero me ha parecido bien incluirlos. Actúan sobre las bacterias produciendo su lisis o ruptura (Sulakvelidze, 2001).

Espero que os haya gustado esta entrada. En la siguiente hablaremos de problemas relacionados con los antibióticos como la resistencia, la necesidad de crear nuevos antibióticos y el uso excesivo que se hace de ellos.

sábado, 3 de diciembre de 2016

Homeosis (que no homeostasis)


Hoy quería explicaros un poco un concepto importante en biología evolutiva del desarrollo (normalmente llamada evo-devo). La homeosis en términos de biología del desarrollo consiste en que en la posición habitual de un determinado órgano se expresa un órgano diferente o rasgos correspondientes a otro órgano, y su importancia reside en que puede ser especialmente importante para los procesos evolutivos, generando una mayor variabilidad sobre la cual puede actuar la selección (Sattler, 1988; Cronk et al., 2002). Los genes homeóticos codifican para factores de transcripción implicados en el desarrollo embrionario (Hirth et al., 1998). En plantas su silenciamiento puede dar lugar a la transformación de los estambres, sépalos y carpelos en órganos petaloides (como en el caso del gen ThTAG1 en la ranunculácea Thalictrum thalictroides y el AG en Arabidopsis thaliana; Fig 1.;  Galimba et al., 2012). En animales hay genes homeóticos encargados de la diferenciación celular durante el desarrollo del eje anteroposterior (Drewell et al., 2014). Actualmente se considera que el término puede aplicarse también a nivel celular, incluyendo los cambios de función de células neuronales en mutantes para determinados genes, lo cual se ha observado en ratones (Arlotta et al., 2015).

Figura 1.  A) Flor de T. thalictroides con el fenotipo silvestre mostrando estambres (st), carpelos (ca) y sépalos petaloides (se). B) Flor con silenciamiento del ThTAG1 mostrando únicamente sépalos petaloides y en un número superior a lo normal.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Mi estancia en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC)

¡Hola a todos! Después de muchos meses de ajetreo en los que no he tenido demasiado tiempo para publicar entradas hoy tenía muchísimas ganas de escribir esta y así empezar a darle caña al blog de nuevo, ya que durante un tiempo voy a tener bastante tiempo libre. Para los que no lo sepáis, hoy terminaba mi estancia en el CNB con una beca JAE de introducción a la investigación de 2 meses de duración. Concretamente he estado trabajando en el departamento de biotecnología molecular de plantas, con el grupo que se dedica a inmunología vegetal. En esta entrada solo quería comentaros un poquito lo que he hecho y mis impresiones, se que no se parece al resto de entradas que he subido hasta ahora pero espero que os guste.

A la hora de pedir esta beca se te ofrecen una serie de opciones de las cuales puedes escoger 2, luego ellos deciden en cual te quedas si te escogen, y como no, pedí una beca que tenía que ver con plantas. La verdad es que la escogí sin saber muy bien donde me metía porque de inmunología vegetal no tenía ni idea ya que no se sabe en la universidad, o al menos no en la mía. Nunca se me había ocurrido pensar sobre el sistema inmune de las plantas y quizás por eso me llamó la atención.

El trabajo consiste al menos en mi caso totalmente en trabajo de laboratorio. Por lo que he visto los laboratorios son casi clónicos, todos con poyatas y mesa de despacho para cada uno, así que por esa parte el centro está muy bien. En relación al trabajo también está bastante bien y a mi que no tengo formación en trabajo de laboratorio me ha venido de perlas.

El proyecto de investigación en el que he participado tiene como objetivo el conocimiento del papel de las oxilipinas en la inmunidad vegetal, siendo éstas moléculas lipídos que participan  en la activación de los mecanismos de defensa de las plantas frente a la infección de patógenos.  Aquí se utilizan mutantes del ecotipo Columbia-0 de Arabidopsis thaliana (planta modelo donde las haya). Los más importantes son los mutantes noxy, aislados con anterioridad en el laboratorio mediante la exposición de plantas al agente mutagénico EMS y que se caracterizan por su insensibilidad a las oxilipinas. Por otro lado se emplean mutantes para los genes de interés que se obtienen de bancos de mutantes de la especie objeto de estudio.

En primer lugar se mapea la mutación, es decir, se averigua en qué posición se encuentra en el genoma de la planta. Teniendo en cuenta que se trata de un organismo modelo, existe información disponible sobre las rutas metabólicas relacionadas con estos genes. La posterior exposición de mutantes de diferentes variedades a patógenos tanto de carácter bacteriano (utilizando cepas de Pseudomonas syringae, un patógeno vegetal frecuente) como fúngico (mediante el uso de hongos del género Alternaria) y la comparación de la respuesta tanto entre ellos como con el ecotipo silvestre, Estas infecciones se están realizando también sobre otros tipos de mutantes relacionados con proteínas reguladoras de la traducción y con proteínas ribosomales (podría hablar más de éstos pero no quiero que la entrada sea interminable),

Aquí tenéis algunas de mis plantitas para semillas en el invernadero
 (por si alguno tiene curiosidad el 315 es el laboratorio en el que he estado trabajando).
Mi trabajo en el proyecto se ha centrado sobre todo en genotipar mutantes de los que recibimos mezclas de homocigotos y heterocigotos para el gen que nos interesa. Para infectar estas plantas y conocer como les afecta la mutación necesitamos utilizar  homocigotos (a no ser que la mutación sea letal y no permita la supervivencia en homocigosis) por ello se genotipan.Los mutantes que utilizamos tienen una inserción de ADN transferente en el gen que nos interesa en una de sus copias o en ambas. Este ADN incluye también genes de resistencia a un determinado antibiótico, por ello el primer paso es plantar semillas en medio de cultivo con el antibiótico para el que los homocigotos presentan resistencia y escoger a los individuos que mejor resistieron al cabo de dos semanas. Estos se pasan a tierra y cuando alcanzan el tamaño adecuado se toman muestras y se siguen dejando crecer. Se extrae el ADN y se amplifica por PCR. Por un lado se utilizan cebadores para amplificar el ADN endógeno presente en las plantas silvestres, y por otros cebadores que nos permitan reconocer la presencia del ADN transferente. Tras correr las muestras en una electroforesis con gel de agarosa se observan los resultados con un equipo específico para análisis de documentación de geles  que nos permite ver los resultados en el ordenador (para que veais mis conocimientos previos, yo esto ni sabía que existía, conocía el cuarto oscuro de toda la vida),

He aquí algunas placas con plantas creciendo en la cámara de cultivo in vitro.
(No son todas mías jaja).
Después se cogerán semillas de las plantas que expresen el ADN transferente y no el endógeno cuando éstas alcancen el tamaño adecuado y se plantarán. Cuando esta generación tiene el tamaño suficiente se realiza la infección utilizando plantas del ecotipo Columbia como control. Como podéis ver el ciclo completo lleva su tiempo aunque Arabidopsis crezca bastante rápido, por eso he participado en distintos pasos con distintas plantas.Para que os hagáis una idea en todo lo que llevo solo he podido hacer completo un ciclo con unas semillas que pase a tierra el primer día y que infectamos cuando llevaba yo en el centro mes y medio.

También he participado en otras actividades, como la realización de extracciones de proteínas y western blot o inmunoblots con el objetivo de conocer cuáles son las proteínas presentes en muestras de mutantes de factores de transcripción, detectar formas fosforiladas y sin fosforilar y poder interpretar mejor a posteriori el porqué de su respuesta a infecciones. También he realizado la selección de nuevos mutantes noxy. En concreto, el método de selección de mutantes empleado ha sido la siembra de semillas en medio de cultivo inclinado, lo que permite diferenciar los individuos homocigotos por su peculiar patrón de ondulación de la raíz en comparación con las variedades silvestres. No me quiero meter mucho en el tema de los factores de transcripción que usamos ni en el tema de siembra en placas por no extenderme demasiado pero quiero que tengáis una visión completa.

Mi conclusión es que ha estado muy bien y encima la gente ha sido majísima conmigo, casi lloro hoy al despedirme jajaja La cosa es que si os gustan las plantas y la genética este es vuestro sitio. Si queréis hacer prácticas externas, TFG, TFM o tesis sólo tendríais que contactar con la jefa de este grupo de investigación y probar suerte no perdéis nada con intentarlo. Sobre todo si vais de prácticas no os preocupéis por no tener conocimientos, conmigo de verdad que sobre todo al principio han tenido una paciencia infinita. Espero que os haya gustado la entrada, espero que no se os haya hecho muy pesada para cualquier cosa que queráis decirme podéis ver el apartado de contacto. Intentaré publicar pronto una entrada como las de siempre, ya sabéis que se aceptan sugerencias.

lunes, 4 de abril de 2016

¿Por qué es importante la lactasa? La base molecular de la intolerancia a la lactosa

¡Hola a todos! Después de varios meses sin publicar se me ha ocurrido cambiar un poco de tercio y meterme en un tema un poco más molecular, pero que esteis metidos en el campo de la biología o no seguro que os interesa a muchos. Hoy quiero hablaros un poco de la intolerancia a la lactosa, inspirada por mi amiga intolerantealos20. En concreto quiero explicaros como se encarga el cuerpo de procesar la lactosas y cual es el problema que tienen los intolerantes a nivel molecular. Esta entrada tendrá poca bibliografía, ya que me basaré principalmente en algún libro de biología general y en mi memorial. Para cualquier duda sobre el tema o para que os pase bibliografía del asunto ya sabéis, podéis contactar conmigo por cualquiera de los medios que aparecen en la sección contacto.

Lo primero que hay que saber es ¿Qué es la lactosa? Pues se trata de un disacárido, de un tipo de azúcar formado a su vez por dos tipos de moléculas, la glucosa (que aparece en solitario en las frutas) y la galactosa (Fig. 1). Este tipo de azúcares no pueden ser digeridos directamente por el organismo, el cual debe separarlos en los azúcares de menor tamaño que los forman para poder aprovechar la energía que aportan. En este proceso es imprescindible una enzima (las enzimas son moléculas de tipo proteico que participan en las reacciones metabólicas) que se encarga de "cortar" la molécula y que es el problema principal de los intolerantes: la lactasa o LPH (lactosa-phlorizin-hidrolasa) (Labayen & Martínez, 2003).
Figura 1. Hidrólisis de la lactosa. La lactosa actúa como sustrato para la enzima,
que permite dar lugar a los azúcares lactosa galactosa
Esta enzima normalmente se encuentra en el intestino delgado, donde actúa sobre la lactosa dando lugar a los monosacáridos mencionados anteriormente bajo un pH de valor 8, muy básico. Normalmente cuando el proceso funciona bien las moléculas simples resultado de la digestión de estos azúcares se absorben a través de las microvellosidades situadas en las membranas del intestino delgado (Curtis et al., 2009). Explicándolo de manera simple, si no hay suficiente lactasa la probabilidad de que la enzima y el sustrato (lactosa) entren en contacto es baja, y con ello disminuyen las probabilidades de que se produzca una correcta digestión de la molécula de partida.

La lactasa es una enzima que en la mayoría de los mamíferos se produce únicamente cuando son crías, debido a que la leche es un alimento destinado solo a los primeros periodos de vida, y se ha demostrado que la expresión de los genes que dan lugar a esta enzima se ve aumentada durante el periodo de amamantamiento y después disminuye. (Suzuki et al., 2014).  El gen implicado en la producción de lactasa, llamado LCT comúnmente, se encuentra ubicado en el cromosoma 2 (Bulhões et al, 2007). Sin embargo en este proceso en realidad hay distintos factores implicados, recientemente se ha descubierto que la expresión de dos factores transcripcionales (llamados CDX-2 y HNF-1a; los factores de trascripción en general son un conjunto de proteínas que regulan la transcripción del ADN) en las células madre no diferenciadas del intestino durante el periodo de lactancia induce la expresión de los genes que permiten producir la enzima, y que la expresión de estos factores se ve incrementada a su vez por las hormonas tiroideas y glucocorticoides (Kuranuki et al., 2007Suzuki et al., 2014).

Por otro lado también existen casos de intolerancia a la lactosa congénita, aunque estos son más raros, en los que esta molécula no puede hidrolizarse ni siquiera en la infancia. Se ha descubierto que en este caso la alteración se debe a mutaciones en la porción del genoma que codifica para la lactasa (Kuokkanen et al., 2006) y esta condición debería tenerse en cuenta como una de las causas de diarrea severa en recién nacidos (Frazeli et al., 2015).

De momento esto es todo lo que quería contaros, espero que os haya interesado y/o que lo hayais entendido bien. Me hubiera gustado contaros también un poquito de donde es más común, como surgió el consumo de leche en comunidades humanas, etc. pero no quería meteros una biblia. Si a alguien le interesa puede ser una próxima entrada.

sábado, 28 de noviembre de 2015

Efectos de distintos tipos de contaminantes en comunidades vegetales de alta montaña

El objeto de estudio de mi proyecto fin de máster son las comunidades vegetales de alta montaña. Estos ecosistemas se caracterizan por albergar una gran diversidad con un alto número de endemismos (Price, 1998), por lo que su conservación debe ser una prioridad. En este ámbito es de especial importancia conocer el impacto de la contaminación y de las actividades humanas sobre estas comunidades. Los factores de origen antrópico que alteran la vegetación de alta montaña son variados.

Estas zonas tienen una gran importancia desde un punto de vista recreativo y recientemente se ha descubierto que este tipo de usos tienen efectos sobre las comunidades. La existencia de pistas de esquí afecta a la estructura y composición de la vegetación, provocando una disminución en la diversidad vegetal (Wipf et al., 2005), e incluso a las características del suelo (Rixen et al., 2003). Por ello no deberían realizarse este tipo de pistas en zonas con plantas endémicas o en peligro (Wipf et al., 2005). Sin embargo no se ha encontrado una disminución en la cobertura (Törn et al., 2008). 

En zonas protegidas de Australia se han encontrado además daños por la construcción de infraestructuras relacionadas con el turismo, que alteran las propiedades del suelo, y por el propio paso de los turistas, que pueden provocar roturas de las plantas (Pickering & Hill,2007). Por ello habría que prestar especial atención a la presencia de especies protegidas a la hora de restringir el acceso.

En relación a los aprovechamientos ganaderos estudios anteriores han detectado que la presencia de ganado no tiene efecto sobre la diversidad de especies vegetales, estando más controladas las poblaciones por otros factores como las características del suelo y la altitud (Stohlgren, 1999). Sin embargo la herbivoría produce huecos que crean una dinámica de parches en estas comunidades. Aunque no se han encontrado efectos de las deposiciones sobre el proceso de recolonización (Kohler, 2006), es destacable que la presencia de estiércol produce alteraciones en las comunidades, favoreciendo la presencia de especies de dispersión endozoócora que germinan en el abono (Malo & Suarez, 2009). También se ha demostrado que la presencia de fertilizante de origen animal modifica las comunidades microbianas de estas zonas (Kohler et al., 2005). Por lo tanto podemos afirmar que la introducción de ganado provoca cambios en la estructura y funcionamiento de las comunidades

Otra fuente de alteración de origen humano es la construcción de carreteras de montaña. En zonas montañosas de Rusia ya se han encontrado compuestos fenólicos en las plantas en una proporción superior a lo normal en zonas cercanas a la carretera (Loponen etal., 2001). En las cercanías a una vía de tren de una montaña en China se han encontrado además concentraciones de metales pesados superiores a las normales, con un enriquecimiento en cobre, zinc, manganeso y cadmio (Liu et al., 2009). Sería interesante realizar estudios similares sobre carreteras de montaña en la península ibérica.

Otra fuente de contaminación se debe al efecto saltamontes de los contaminantes. Este efecto consiste en que las moléculas van siendo transportadas a través de distintos saltos y no mediante un único evento de emisión y deposición. Existen evidencias de que muchos polutantes orgánicos persistentes se transportan de este modo (Gouin, 2004). Los procesos atmosféricos controlan el transporte  de sustancias hasta los ambientes de montaña, incluyendo nutrientes que enriquecen los ecosistemas, pero también contaminantes orgánicos persistentes, metales y pesticidas  que pueden afectar a la vegetación (Cabello& Castro, 2012). En la nieve de las zonas de alta montaña europea se encuentran organoclorados y PAHs (hidrocarburos aromáticos policíclicos). Estos últimos se acumulan en la nieve de manera dependiente a la temperatura, encontrándose con mayor frecuencia en zonas más altas y frías (Quiroz, 2006).

Una última fuente de alteración de los ecosistemas de montaña que puede considerarse de origen antrópico es el calentamiento climático. Los modelos predictivos sobre los Alpes informan de reducciones entre el 44 y el 50%  del rango medio de distribución para finales del siglo XXI (Dullinger et al., 2012).  En relación a este proceso sin embargo puede producirse una cierta adaptación de las poblaciones o plasticidad a nivel de individuo (Theurillat & Guisan, 2001).


En resumen se puede afirmar que las comunidades vegetales de alta montaña están viendo alterada su composición a nivel de estructura y funcionamiento de sus poblaciones como a nivel de la composición química de sus individuos debido a la presencia de diferentes tipos de contaminantes y perturbaciones. Por lo tanto se puede concluir que los distintos tipos de contaminantes degradan este tipo de ecosistemas y que es necesario tenerlos en cuenta a la hora de tomar medidas de conservación.